sábado, 2 de abril de 2022

Prorrogada la exposición de indumentaria medieval

 

En respuesta a las numerosas peticiones y comentarios que hemos recibido en los últimos días, la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales ha decidido prorrogar hasta el día 5 de abril la exposición de indumentaria medieval que, con ocasión de la I Recreación Histórica de la boda del rey Pedro IV, fue inaugurada el pasado jueves 31 de marzo en la Casa de Cultura. 


La Asociación hace un balance muy positivo de esta novedosa iniciativa, que ha sido muy bien recibida por el público de Alagón, y quiere dar las gracias a todas las personas que han cedido desinteresadamente trajes y otros materiales. 

Revista La Alhóndiga de 1988

 Nos han donado un ejemplar de una revista olvidada, que lleva el nombre de La Alhóndiga. Aunque se definía como "Boletín de Régimen Interno de la Escuela Permanente de Adultos de Alagón", la revista ofrecía amplia información de todas las actividades que se desarrollaban en la Casa de Cultura: emisora municipal Radio Alagón, Escuela Municipal de Jota, Cursos de Dibujo y Pintura, Sección de Ajedrez... Esta revista tenía el interés añadido de que los dibujos que ilustraban la portada y las páginas interiores eran creaciones de Javier Ariza. 


En La Alhóndiga había espacio para temas muy variados. Junto a los artículos divulgativos y de opinión, firmados por personas muy conocidas, encontramos una entrevista a Rafael Gascón Navarro, entrenador nacional de atletismo. Se publicaron también los poemas galardonados en el Primer Concurso Local de Poesía "Villa de Alagón". El primer premio le fue concedido a Inmaculada Higueras, cuyo trabajo se titulaba "La Loca". El segundo premio le correspondió a Javier Ariza, que presentó un poema titulado "Tejedora". Por último, María José Lahuerta mereció, a juicio del jurado, el tercer premio por la composición "Y en este rincón". 

sábado, 26 de marzo de 2022

El boletín municipal de Alagón

 Hubo un tiempo, mucho antes de que las redes sociales hicieran su aparición, en que el Excmo. Ayuntamiento de Alagón publicaba periódicamente un boletín de noticias, un hito en la historia de la prensa escrita de nuestro pueblo que las generaciones más jóvenes no han llegado siquiera a conocer. En nuestro archivo conservamos ejemplares de la mayoría de las revistas alagonesas, a las que viene a sumarse ahora el segundo número de este extinto boletín municipal, correspondiente al mes de marzo de 1985. En el pie de imprenta figura Gráficas Venus S.A.



Sus contenidos más destacados son los siguientes: un artículo de Rafael Gascón Navarro titulado "A la salud integral por medio del deporte", un texto sin firma sobre la construcción del nuevo edificio de la residencia de ancianos y otro artículo anónimo sobre la Asociación "Grupo de Aire Libre-Alagón". Cierra el sumario un artículo sobre la matacía (Pilar Pérez Viñuales). 

sábado, 19 de marzo de 2022

Un banderín recuerdo de nuestras fiestas

 La destacada donación que estamos comentando en las últimas semanas incluye también pequeños recuerdos que no queremos dejar de reseñar, como este banderín de las fiestas de Ntra. Sra. del Castillo. En los años 60 y 70 fueron muy frecuentes este tipo de objetos y se utilizaron como recuerdo festivo, escolar o deportivo. Todavía hoy es costumbre el intercambio de banderines en el ámbito futbolístico. Es posible que algunos de nuestros lectores aún conserven banderines similares al que aparece en la fotografía. 


Vemos en la parte superior la imagen de la patrona de Alagón sobre su pedestal y una vista de la torre de San Pedro con el aspecto que presentaba antes de la última restauración. La esfera del reloj se alojaba en una de las hermosas ventanas geminadas, que habían sido tapiadas de manera inmisericorde. En un extremo de la fotografía se intuye una sombra que podemos identificar fácilmente con el antiguo Monumento a los Caídos, desmantelado unos años después de la llegada de la democracia. 

sábado, 12 de marzo de 2022

Donación de la revista La Esfera

 Seguimos comentando la importante donación que, en fechas recientes, ha enriquecido de manera notable los fondos de la Asociación. Una de las cosas más interesantes del lote es un volumen encuadernado de la prestigiosa revista La Esfera: Ilustración mundial, que contiene la mitad de los números correspondientes al año 1914. El volumen procede de una importante biblioteca particular alagonesa, tristemente desaparecida, como atestiguan las iniciales de su primer propietario que lleva grabadas en el lomo. 


La revista ilustrada La Esfera fue fundada por el editor Nicolás María de Urgoiti y Achúcarro el 3 de enero de 1914, con periodicidad semanal. Su domicilio social estaba en la calle Hermosilla de Madrid. Impresa en gran formato y en papel couché, destacaba por la audacia de sus estampados en color y por la riqueza de sus grabados, de gran tamaño en las páginas centrales, al tener la revista un formato de 27'5 x 36'5 cm. Aunque la imagen tenía una importancia capital, no se quiso descuidar la calidad de los textos y se recurrió a la colaboración de escritores reconocidos como Galdós, Blasco Ibáñez o Unamuno. 


Comoquiera que alcanzó una perfección técnica superior a sus coetáneas, en la prensa española se la equiparaba con su homónima londinense The Sphere: An Illustrated Newspaper for the Home (1900-1964). Uno de los artistas que tuvo en nómina la revista The Sphere fue el dibujante italiano Fortunino Matania, cuyas representaciones realistas de la I Guerra Mundial se publicaron en las páginas del semanario madrileño homólogo, causando un notable impacto en el público español al tomar conciencia de los horrores del considerado, en ese momento, como el peor y más destructivo conflicto armado que había sufrido la humanidad. Para hacer frente a los numerosos encargos de las revistas ilustradas internacionales, se trasladó temporalmente a Londres el patriarca de la familia Matania, Edoardo. 


El ejemplar costaba 50 céntimos, diez veces más que un periódico; de ahí que aparentemente pueda parecer una revista dirigida a una élite social. Sin embargo, la primera tirada de 60.000 ejemplares se agotó y hubo que reimprimir los quince primeros ejemplares para atender la creciente demanda. Su último número se publicó el 17 de enero de 1931.